Valentín Franco inaugura su propia Escuela de tatuadores y lo hace en Madrid en el céntrico barrio de Malasaña , en el número 5 de la calle Carranza.

Un amplio espacio con tres grandes ventanales que llenan de luz este nuevo concepto de Estudio — Escuela de tatuajes.

Si nos asomamos desde estos ventanales, observamos, desde la tranquilidavalentin-franco-escuela-tatuadores-2d de la Escuela, el bullicio incesante de la glorieta de Bilbao. Contrasta la armonía interior, conseguida gracias a una estudiada decoración, con una zona de Madrid llena de vida y muy bien comunicada.Llegar a la Escuela desde cualquier punto es fácil ya que en la misma puerta del edificio hay varias líneas de autobuses y también tenemos la estación de metro de Bilbao a pocos pasos. Además ofrecemos a nuestros alumnos plazas de aparcamiento en un parking muy próximo concertado con la Escuela para que se despreocupen del coche o la moto mientras están en clase.

Para los estudiantes que viven fuera de Madrid la oferta en apartamentos y hoteles es muy variada. Nuestra Escuela gestiona todo lo que pueda ser necesario para que su única preocupación sea formarse como tatuadores.

La Escuela tiene sus puertas abiertas para que nos conozcáis personalmente. Nuestro método, nuestros cursos, las instalaciones, las ofertas de trabajo, el alquiler de nuestras cabinas…

Puedes obtener más información en nuestra página web: http://www.escuelavalentinfranco.com